Libia fue uno de los primeros países a los que llegó lo que se ha conocido como las “Primaveras Árabes”, unos movimientos supuestamente democratizadores, que con el tiempo se ha demostrado que de democráticos tenían poco y que en realidad no eran más que movimientos apoyados por potencias extranjeras para desestabilizar la zona.

libia-homenaje-a-gadafi

La muerte de Gadafi

Ya han transcurrido cinco años desde que el mundo viese con horror la manera en que fue detenido y ejecutado el dictador Gadafi, que mantuvo el país estable durante su dictadura, estabilidad que se ha perdido ahora.

Las potencias occidentales alimentaron estos movimientos, las primaveras, pero luego no han seguido en la zona. Los dictadores como Gadafi no eran buenos gobernantes cornudos, pero al menos conseguían mantener la estabilidad en sus países, una estabilidad que en Libia ahora no pueden ni soñar.

Varias facciones se disputan el poder

A la muerte del dictador el país se convirtió en un avispero, que se disputan una enorme cantidad de facciones, entre ellas varias yihadistas, con el ISIS a la cabeza, aunque no es el único grupo de estas características que lucha por el control.

Contra ellos luchan las fuerzas gubernamentales, con poca eficacia ahora misma, pues podemos decir sin temor a equivocarnos que Libia ahora mismo se ha convertido en un Estado fallido al nivel de Estados como Somalia.

No hay gobierno ni autoridad alguna, por lo que el país es un desastre y todo el mundo se quiere ir de allí lo antes posible.

El problema de las migraciones

Libia es una zona de paso para inmigrantes y además se unen los propios libios que quieren salir de allí como sea. Sin gobierno, las mafias campan a sus anchas, por lo que no paran de lanzar barcos hacia la costa italiana.

Por supuesto, a las mafias les dan igual las vidas de las personas, por lo que usan barcos que no webcams porno son más que cascarones podridos, que no se podrían lanzar al mar en ningún país civilizado debido a lo peligrosos que son.

Eso ha hecho que la zona marítima que hay entre Libia y la costa italiana se haya convertido en un cementerio, pues miles de inmigrantes ilegales se han dejado la vida allí, a veces cientos y cientos de ellos en un solo naufragio.

La situación parece no tener solución

La situación que hay en Libia parece no tener solución. Las potencias occidentales, que fueron las que la provocaron, no parecen muy dispuestas a mandar un contingente de tropas serio, con decenas de miles de soldados.

Esa sería la mejor solución, pero los políticos occidentales no quieren oír ni hablar de ello, puesto que un soldado muerto es una tragedia en cualquier país occidental, mientras que unas decenas de muertos en Libia, o trescientos inmigrantes muertos en la travesía de Libia a Italia no le importan a nadie.

Por eso, no creo que Libia se pacifique a corto plazo, de manera que el país seguirá en una guerra civil indefinida en la que el pueblo seguirá sufriendo las consecuencias, como ha pasado a lo largo de la historia en todas las guerras que se han librado.

Lo peor de todo es que otros dictadores, viendo lo que le pasó a Gadafi, están luchando con uñas y dientes, masacrando a su pueblo si es necesario, como está ocurriendo en Siria, otro país con una situación similar a la de Libia.